¿Te gusta esto?

Si quieres estar al día, dale al botón "Participar en este sitio" para suscribirte a mi blog.

jueves, 22 de junio de 2017

Ola de calor: entre playa y piscina

¡Holilla! Estos últimos días, el calor ha estado muy presente en mi vida, y por fin hemos entrado oficialmente en el verano. Aquí os dejo una recopilación de fotos que hice tanto en la playa como en Lagolá, y es que hay días que ¡no se podía con el calor!

En la Playilla Hermosa.

Encontramos un sitio fresco al lado de un río.

Hawaiana tumbada en la corriente.

Sentada en unas algas o, mejor, vegetación fluvial.

Con una amiga de río.

Al día siguiente, fuimos a la playa. Habían bajado un poco las temperaturas.

¡Apareció una sirena!

Icónica foto de la sirena con las olas.

Haciendo bailes para que el sol se quede.

Estrenando temporada en Lagolá.

Con una amiga de piscina.

lunes, 19 de junio de 2017

Playmobil novedades de moda: review

¡Holilla! Hoy al fin, después de lustros sin ir, he ido a comprar clicks. Pues bien, ¿por qué me decanté? Por la sección de la moda, aunque también he visto otras cosas como la temática camping y summer fun que están muy bien y me las iré comprando.
Hoy estoy aquí para dar mi opinión de las referencias 6881, 6886 y 6983.

6881: Vestidos elegantes.
La primera referencia contiene una modelo con dos looks a elegir, uno consiste en un vestido largo y rosa (el primero de este estilo que tengo) y un recogido rizado, y el otro en una mini-falda y un lacito para el pelo.
Para mi gusto, está muy bien, de hecho es una cajita ideal ya que trae lo esencial, y puedes hacer dos clicks de uno. 
Precio: 3'95€



6886: Con la moda a la playa
La siguiente también pertenece a esta serie de la moda, pero es más informal. Cuenta con una clack vestida de playa. Como accesorio, trae un gorro, unas chanclas, un reloj y crema solar. Sus dos looks son un vestido corto playero y una especie de toalla a la cintura. Aunque no es tan versátil, trae más accesorios y es ideal para cualquier escenario con este tiempo.
Precio: 3'95€



6983: Cantante con mini-escenario y cambio de vestuario
De último he dejado lo mejor, y es que cuando he visto esta caja no me he podido resistir. Se trata de una cantante a la que puedes cambiar de ropa, que viene acompañada de un escenario y un perchero con dos trajes más.
El escenario es pequeño pero da mucho juego, pues se mezclan las luces (de mentira) con las del suelo, que van con pilas (3 pilas AAA) y se pueden cambiar en tres distintas modalidades según el ritmo que le quieras dar. Además tiene pegatinas brillantes que le dan un toque muy completo y tiene un tamaño ideal para un click o dos.
Además de esto, podemos ver que tiene un micrófono con pie y en total, tres looks. El primero consta de un vestido rosa largo, los otros, son faldas cortas que combinan muy bien con su ropa interior.
Precio: 13'95€




sábado, 17 de junio de 2017

Playa, río y fotos variadas

¡Holilla! En esta recopilación de fotos os enseño un viajecillo que hice a la playa, otro en el paseo de las Brujas y más fotillos variadas.

Victoriosa sobre la playa.

Tumbada, relajada.

El carrito de los helados.

En el paseo de las brujas.

Sobre una trampa de brujas.
Victoriana en el paseo de las brujas.
Paseo al atardecer.

Asomada al balcón de la casa rural.

Con los patos.
Sirenas: estilo clásico vs. moderno



viernes, 9 de junio de 2017

Personajes: 34: Miss Terrorífica

Miss Terrorífica es una habitante rural un tanto peculiar, pues se ha buscado problemas con todo el pueblo. Es una persona malévola, le gusta hacer la vida imposible a todos sus vecinos y ya los ha denunciado a todos. También le encanta inventar rumores sobre sus vecinos pero ya nadie le da credibilidad, ni la policía. Ha sido difícil poder obtener fotos de ella, se las han sacado a unos dos kilómetros con un zoom supersónico ya que no se sabe de lo que es capaz.

Miss Terrorífica, o la MissTer.

La MissTer en un altercado con Marinna (premio Mejor Vecina 2015).

miércoles, 7 de junio de 2017

En el río + fotos Instagram

¡Holilla! Como sabréis, hace un tiempo anuncié que colgaría fotos sueltas en Instagram y luego haría colecciones aquí. ¡Pues hoy es la primera! Seguidme en mi instagram o si no, en mi página de Facebook, que allí se cuelgan simultáneamente. Pues aquí van:

En el bosquecillo próximo al río.

¡Bajé al río!

Las flores agradecen el sol.

Visitando a mis gallinas.

Comprando verdurillas.

La reina dorada.

En el vestidor.

Amante de las flores.

martes, 23 de mayo de 2017

Camping en Pareja: Parte 2

Tras asentarse durante el primer día, otro sol amanecía a la mañana siguiente. Tras una larga noche de descanso, Sidra se despertó por la luz natural. Salió de la tienda de campaña y se estiró mientras observaba la naturaleza a su alrededor. 


Después de unos momentos de observación, decidió que ya era hora de despertar a Alberto.

Sidra: Albeeeeeertoooooooo...
Alberto: ¿Ya es de día? ¡Cierra la persiana!
Sidra: No hay persiana, estamos en el camping, ¿o es que no te acuerdas?
Alberto: Vaya...
Sidra: ¡Sal!


Sidra: Pon la mesa, o más bien móntala, mientras yo caliento un cafecillo.
Alberto: Está bien, pero hubiera preferido levantarme un poco más tarde...
Sidra: Es lo que hay, por unas vacaciones que tenemos, hay que aprovechar los días.

Sidra se puso a calentar café en el hornillo portátil.


Después de esos instantes, se sentaron en la mesa a desayunar.

Alberto: Vaya, la hamaca sigue aquí...
Sidra: ¿Qué te esperabas?
Alberto: Pues que la hubieran robado, que algún animal salvaje la rajase...
Sidra: Bueno bueno, qué te crees, ¿que es el Amazonas esto? Estamos en Bù, que tampoco es para tanto.


Alberto: Pues ya tengo plan para hoy.
Sidra: Miedo me da....
Alberto: No, no, ya verás, es un sitio al que no vamos desde 2014.
Sidra: Dame más pistas.
Alberto: No, no, es una sorpresa.
Sidra: Huy qué carai.


Con un poco más de luz natural, Sidra y Alberto emprendieron su marcha hacia el misterioso lugar sorpresa.

Sidra: Pues sí que ha venido pronto el calor.
Alberto: Será el calentamiento global, pero precisamente hoy vamos a refrescarnos.
Sidra: ¿Refrescarnos?
Alberto: Sí, sí...
Sidra: MIEDO ME DA.


Alberto: Pues nada, ya llegamos.
Sidra: ¿Este era el sitio tan increíble?
Alberto: Sí, bueno... A ver, bueno...

Habían aparecido en un lago cercano a los exteriores de Bù.

Sidra: ¿2014? Te recuerdo que vinimos el año pasado en una excursión del hotel.
Alberto: Ahí va, es verdad, ahora que lo dices me acuerdo de algo de alguien que fue engullido por una ballena.
Sidra: Tanto como engullido no, pero casi...


Alberto: Subamos a una barca.
Sidra: Eres consciente de que no estamos en temporada y no hay nadie vigilando, ¿verdad?
Alberto: Sí, bueno... Así no nos cobran por la entrada.
Sidra: Y también que esa barquichuela no tiene remos, ¿verdad?
Alberto: Bueno, a ver...
Sidra: Subir, me subo, pero bajo tu responsabilidad.


Finalmente, ambos se subieron a la barquita. 

Alberto: ¿A que está bonito el sitio?
Sidra: Sí, la verdad es que es precioso... Y además entre la sombrita y el agua, hace un fresquito...
Alberto: Exacto, y ¿no te gusta ir así a la deriva, sin remos?
Sidra: También, solo espero que no pase nada.


Después de un rato en la barca, la pareja se aburría.

Alberto: ¿Por qué no te pones de pie?
Sidra: ¿De pie, ahora? ¿Para qué?
Alberto: Pues es divertido, y ves las vistas.
Sidra: Bueno, me levanto pero porque se me ha quedado el culo acartonado de estar tanto tiempo sentada.

Sidra se levantó.

Sidra: ¡Pues sí que es díver!


La diversión se acabó pronto, pues chocaron con tierra y la barca se desestabilizó.

Alberto: ¡Ay! ¿Estás bien?
Sidra: Sí, sí, tengo el equilibrio.
Alberto: Menos mal.
Sidra: Ay no, ¡se me ha torcido un tobillo!
Alberto: ¿¡QUÉ!?
Sidra: COMO LO OYES, ¡ME CAIGO!


Después de todo el paripé, Sidra acabó cayendo al agua, todo por un tobillo rebelde.

Sidra: ESTÁ PU*O FRÍA.
Alberto: ¡Aguarda, que te voy a rescatar!
Sidra: ¿Rescatar? ¿¡Pero tú qué te crees!? ¡No necesito a nadie que me salve!
Alberto: Solo lo decía por ayudar...
Sidra: ¡Yo soy independiente!


Al final, Alberto terminó tirándose al agua. Todo era catastrófico.


Después de unos minutos de apampane debido al agua fría que les nublaba la vista, Sidra y Alberto consiguieron salir de aquel lago.

Sidra: Qué buenas ideas tienes...
Alberto: ¿Yo? Siempre.
Sidra: Lo decía con IRONÍA, señor.
Alberto: Bueno bueno... ¿a que ahora no tienes calor?
Sidra: No, no tengo calor y tampoco visera. Pero en fin, ha sido divertido ver cómo te precipitabas intentando ser un héroe.
Alberto: En fin...


Continuará...